De perfil bajo y humilde Leandro Caceres fué uno de los puntos altos en el rojo. Loable tarea de un jugador sacrificado que deja el alma en la cancha por los colores del barrio.

LEANDRO CACERES: EL MOTOR DEL MEDIOCAMPO

 

En una cancha por momentos en la cual era imposible jugar, Leandro "Pini" Caceres fué un titán peleandolas a todas. Relevo permanente de sus compañeros. Actitud solidaria en cada cruce. Un motorcito rendidor para aportar notablemente en el triunfo de Juventud Unida frente a Ferro de General Pinedo. Una revancha total para un jovencito de las entrañas del barrio, criado con una pelota bajo el brazo. Nunca bajó los brazos, siempre fué para adelante y hoy vive un momento más que interesante. Se lo tiene merecido.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »