Omar Garcia fué la voz del estadio ayer en Corzuela. Cuando los equipos se metieron a la cancha, el líder de MATEANDO, no lo dudó y se puso a la par de los ídolos para quedar retratado en la histórica foto del sábado.

 

El hombre fué el encargado de la voz del estadio en el clásico entre Unión y Fuerza - Obreros. Buen ritmo y música matizaban la previa del juego que se avecinaba. Todo bajo el control del trabajo de DISJOCKEY que llevaba a cabo. Pero cuando los equipos saltaron a la cancha, el amigo Omar Garcia, lider del Grupo MATEANDO, no aguantó más y por unos segundos se olvidó de su tarea y se metió a la cancha para posar con sus idolos, los que defienden los colores del PAYASO TRICOLOR. Más que nunca quedó en claro que para OMAR, digan lo que digan, los colores del alma valen la pena. UN GRANDE OMAR...

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »