Las mujeres vienen marchando. El fútbol es su pasión. Gisela Gomez vive un momento histórico. Fué asistente el fin de semana próximo pasado por el Torneo del interior. Una experiencia maravillosa e imposible de olvidar.

Con solo 25 años la señorita Gisela Vanesa Gómez se metió, tal vez sin pensarlo, en la historia del arbitraje femenino. Oriunda de Las Breñas, adicta al fútbol, ella jura que ahora no lava más los platos en casa, vive su momento consagratorio. Debutó el fin de semana próximo pasado como asistente en el partido entre Comercio de Santa Sylvina y Sportivo Argentino de Hermoso Campo. En dialogo con AM 800 MOCOVI y DIARIO PRIMERA LINEA dijo que “ Aún no puedo creer todo lo que me pasó, fue una sorpresa cuando me designaron, y después en la cancha traté de hacer mi trabajo lo mejor posible. Me preparé para esto, es un logro muy grande, yo vengo de estar vinculada al fútbol femenino y de repente encontrarme con un partido de este tipo en el torneo del interior es algo maravilloso. Tenía nervios y a la vez mucha ansiedad, por suerte destaco la tarea de mis compañeros, quiénes me alentaron permanentemente, lo que se dice un verdadero trabajo en equipo. Empecé a estar relacionada con el fútbol cuando hice un curso con el árbitro nacional, Sebastian Ibañez, en el 2011, ahí empezó todo. Si bien mis inicios fueron en la Liga del Noroeste Chaqueño, no tuve continuidad que era lo que quería, me tuve que ir a a la Liga Quitilipense. A ellos les estoy muy agradecida porque me dieron la oportunidad dirigir allí y hoy estar pasando por un momento único e inolvidable. Todo esto te da más ganas de seguir adelante y cumpliendo los objetivos, es algo que me anima aún más. Hay muchas chicas que les gusta el fútbol y también la parte arbitral pero les cuesta decidirse o chocan con el típico, que dirán.  No tenemos hinchada, a pesar de que te griten uno siempre está preparado y adentro de la cancha no se escucha nada. Hay que estar muy concentrados, nos miran mucho solo porque somos mujeres y en la primera que te equivocas no te perdonan. Mi Mama no quería saber nada con el fútbol, Papá encantado de todo esto, creo que nadie de mi familia se imaginaria de este momento. Queda claro que jamás me olvidaré del partido en Sylvina. Los jugadores se portaron bien. Siempre hay algunos que te ponen a prueba en los primeros minutos, cuando te paras firme no te molestan más. Voy a ver si puedo hacer el curso nacional, tengo muchas ganas, a veces cuando trabajas y no avanzas te quedas, ahora es otra la historia. Estoy convencida de que todo pasó muy rápido. Estoy feliz y disfrutando este momento”, finalizó.-

Compartir

Comentarios

RICHAR

Que sorpresa, no sabía que habia una mujer arbitro en Las Breñas, felicitaciones. Esta chica deja al desnudo una vez más, los problemas internos que tienen los arbitros de nuestra liga. Se tuvo que ir Ibañez, por ese tema, tambien tuvo que irse esta chica. Esta bien que diga lo que ocurre entre los arbitros, mientras el presidente Fletas se jacta de los mismos.-

Responder a este comentario
Escribir un comentario »