La tarea de Claudio Soto está dando sus frutos. El delantero de Sportivo Argentino hace goles y suma para que el equipo se ilusione con la fase siguiente. En tiempos de extinción de los gladiadores del area, el hombre saca pecho a puro grito.

 

No son épocas tan simples como muchos creen. En el siempre dificil torneo del interior los delanteros de area juegan un papel preponderante, nada nuevo bajo el sol, son ellos los encargado de guiar a buen puerto las intenciones de uno y otro. Hoy en Sportivo Argentino de Hermoso Campo, Claudio Soto, marca diferencias. Es el goleador de raza. Hecho para este tipo de torneos. Con mucha cancha encima y mil batallas sobre el lomo "Banana" paga con creces cada situación que se le presenta para la alegría "velezana". Tres gritos en identica cantidad de partidos a más de uno invita a soñar. En Sportivo lo saben y tratan de explotar al máximo la capacidad goleadora del delantero que siempre está adonde tiene que estar. Y para los que piensan que el 13 es el número de la mala suerte, se equivocan, a Soto le trajo dicha, prosperidad y goles.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »