Radióloga de profesión, por adicción una de las mujeres arbitro del torneo del Interior. María Soledad Ríos pertenece a la Liga Chaqueña de fútbol y empezó esta pasión hace 6 años atrás. Apasionada por la redonda en movimiento, remarca que es algo que le gusta y que si lo deja de lado se le termina el mundo.

 

En dialogo exclusivo con AM 800 MOCOVI y DIARIO Primera LINEA, María Soledad Ríos dijo que “Jugué 6 años al fútbol y cuando eso se terminó me decidí por ser arbitro que era algo que me gustaba. En mi familia tengo 4 hermanas que si bien me acompañan cuando tienen tiempo, no les gusta esto del arbitraje. Para estar bien, en forma y tener continuidad hay que estar siempre preparada y dispuesta. La parte física es fundamental. Por suerte entreno todos los días. Si bien empecé con esto hace bastante tiempo, recién ahora me está surgiendo la posibilidad de dirigir los partidos, antes mi tarea era solo como asistente. En Resistencia nos prueban los tiempos casi siempre.  La idea y objetivo principal de aquí en más y si todo va bien, es hacer el curso en los próximos días y si salgo bien me recibiré de árbitro Nacional. En la vida común soy ama de casa, hago las tareas que cada vez mujer realiza a diario. En horas de la mañana trabajo en el hospital. Cumplo con mi tarea de radióloga. Cuando tengo los cursos pido mis permisos correspondientes y los jefes me los dan para que pueda ir a cumplir con ellos. Les estoy muy agradecida por el gesto que tienen conmigo. Esto es es mi vida y  mi trabajo, por eso lo vivo de esa manera, muy dedicada de lleno a lo que hago. En la actualidad hoy en Resistencia, en total, hay 13 mujeres que aspiran a llegar bien arriba con esto del arbitraje, creo que será el año nuestro. Somos un grupo grande y nos ayudamos bastante, yo sigo aprendiendo todos los días de mis colegas, con los cuales hablo permanentemente. Reconozco que de una u otra manera siempre intento progresar a diario y aprender de aquellos que hace rato están dirigiendo, casos concretos, Gustavo Muchutti y Fernando Brillada. Hasta aquí por suerte, los muchachos adentro de la cancha no me la hicieron difícil. Uno con el paso del tiempo aprende a que la respeten, tiene que ser siempre así, los futbolistas deben entender que ellos solo tienen que dedicarse a jugar”, finalizó.-

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »