DEPORTES  16 de mayo de 2014

SIMÓN CUBERAS: LAS TANITAS AÚN PUEDEN DAR MÁS

Simón Cuberas, empezó a estudiar a los 19 y se recibió a los 23 años. Se acostumbró a la facultad y a los libros merced a que una amiga lo motivó para dedicarse de lleno al estudio y ser alguien en la vida.

Hoy con 24 años a cuestas, no solo es Preparador Físico de Las Tanitas voley en Italiana sino que es una persona que se acopló rápidamente al esquema de trabajo que lidera José Calderón y que avala la Subcomisión de Voley con Claudia Amuchastegui a la cabeza. “Soy un convencido de que si las cosas se hacen bien desde el principio los frutos saltan a la vista y entiendo que eso es algo que ya identifica a Italiana. Me oriente dentro de la carrera porque es muy amplia y a través de los gustos personales me voy capacitando permanentemente en esto que es la preparación física algo que me encanta. No era lo que yo quería estudiar, en la primaria me gustaba la biología, la medicina, jamás imaginé estudiar educación física. Es más cuando terminé la secundaria ni siquiera tenía un objetivo claro de saber que iba a estudiar. Tiempo después me decidí y empecé a interiorizarme bien de lo que iba a hacer. Mi familia no se esperaba en su momento que les diga lo que iba a estudiar, no coincidían conmigo, no era en parte lo que todos entendían podía estudiar. Con el tiempo y con los hechos a la vista las cosas cambiaron y está todo bárbaro hoy. Hasta yo me sorprendo de los logros que tuve, de los cursos que hice, incluso hay muchos profesores que me dicen de las ganas que ven en mí de estudiar y meterle para adelante. La especialización es básica hoy día, todo avanza por eso los entrenamientos evolucionan y hay que ir actualizándose a cada rato. A la larga estar formando parte de eso te marca el camino a recorrer y fundamentalmente es ahí donde vos marcas la diferencia. Los clubes miran mucho lo que haces y como trabajas y automáticamente te contratan. Son detalles que cuentan y mucho de cara al futuro. Estar al frente trabajando en la parte física en un grupo de chicas no es fácil, lo bueno es que es un grupo bárbaro, un nivel humano realmente muy bueno. No es solamente la parte física sino también hasta tenes que estar preparado en la parte psicológica, el trato con ellas, no todos los días son iguales, hay que entenderlas porque son chicas de 15 años. Es un grupo que te facilita todo y te permite trabajar con muchas ganas y a gusto. Entiendo que tienen más para dar y que depende de ellas poder lograrlo, condiciones y talento le sobran pero por más que nosotros entreguemos el mejor entrenamiento del mundo y la mejor tecnología a la orden del día, si ellas no reaccionan o no responden no servirá de nada”, finalizó. 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »