El hombre hace tiempo está radicado en Buenos Aires, es hincha y socio de Boca Juniors. Hugo Ruesta fue alguién que marcó una época en los 80 dirigiendo a los equipos en la Liga del Noroeste Chaqueño. Pasó por Charata, hace días nada más y se emocionó con tanto cariño de la gente que lo recuerda a diario.

Hugo Ruesta ex - fútbolista y entrenador estuvo en Charata. Los recuerdos afloraron en la entrevista lograda en AM 800 MOCOVI. Una persona que junto a Oscar Fernandez propulsaron muchos cambios en el fútbol de la Liga del Noroeste. “Como fútbolista me inicie en Cooperativista, jugué en Atlético varios años y colgué los botines muy joven cuando tenía 27 años. Era vago para entrenar. Soy un convencido de que para practicar algún deporte hay que ser constante y sacrificarse, yo pequé por ser vago. Después me dediqué de lleno a la dirección técnica y empecé en Atlético.

EL BUZO DE DT

Dirigí jugadores de nivel Nacional, tremendos jugadores, Angel Varela, Mauricio Moya, Hildo Gutiérrez, José Acosta, Pablo Gallo, Chichin Benito, Luis Schoning. Dirigí todos los equipos de Charata, el Seleccionado Juvenil, a Unión de Pinedo, una carrera más o menos interesante hasta el año 1987. El último equipo fue Juventud Unida. Lo hice con mi amigo el “Gallego” Fernández. Después me fui de Charata a San Luis y hasta llegué a tener ofertas de Estudiantes de esa Provincia. En ese momento ya había perdido el entusiasmo y me dediqué más a mi familia. Era otro lugar y dije basta. En estos días por Charata y con el afecto de la gente, es bueno saber que aún te recuerdan, hasta te sorprende, eso me pone bien, incluso llegué a encontrarme con chicos que yo dirigí hace tiempo atrás. 

LOS 80

Había grandes jugadores, entre esos tantos, Omar “Muñeca” Pared, un señorito jugando, impasable, además una persona excelente. Yo siempre lo dí como un ejemplo. Callado en el vestuario, se entrenaba muy bien, jugaba de manera notable. Una verdadera satisfacción haber dirigido esa clase de jugadores.  Walter Gómez, otro de esos casos, un jugador que al principio era resistido por la gente pero poco tiempo después la rompió. Un pedazo de jugador. Goleador de raza. Hablando de goleadores hasta me emociona hablar de Eduardo “Pilo” Córdoba. Fueron muchos los que me llenaron de satisfacciones con sus actuaciones adentro y afuera de una cancha. Tenemos también a un gran amigo de toda la vida, es alguién a quién veo permanentemente y hablo mucho con él, Hugo Hinojos, era un crack, un jugador distinto a todos, un volante central, era un verdadero técnico adentro de la cancha, ordenaba, se ubicaba, solidario con todos. Raúl “Chueco” Varela un marcador central con elegancia pura, un tipo que hasta te pedía permiso para sacarte la pelota. Un jugador excepcional que nació acá, de haber nacido en otro lado tal vez hubiera terminado en algún equipo importante a nivel País.

PROPULSORES DE UN CAMBIO

Nosotros con Oscar Fernández cuando empezamos a dirigir en la Liga, yo en Atlético y él en Libertad cambiamos los sistemas de entrenamientos, teníamos un preparador físico. Era toda una novedad en aquel entonces.  Yo tuve la suerte de tener a Luis Ávila por mucho tiempo, una gran persona y también a Mario Di Benedetto que después llegó a trabajar con el Negro Horacio Ibañez en la campaña exitosa de Libertad. Fuimos un poco los propulsores de muchos cambios. Tampoco podemos olvidar a los dirigentes que daban la vida por el Club de sus amores y trabajaban mucho por el fútbol. Cacho Bruno, Carlos Redondo, Tito Alberti, Rubén Laola, Juan Sánchez, Francisco Ferrer, Manez Gurmán, Abraham Katz, mucho tienen que ver con el despegue del fútbol en aquella época, señores dirigentes a nivel local y Provincial “resaltó.-.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »