Muy cuestionada la tarea de Sergio Lezcano el árbitro del partido entre Juventud Unida y Fontana. Los mismos jugadores lo reconocieron luego del partido. Hasta el ganador se quejó por la labor del colegiado.

Se rasparon de lo lindo en determinado momento. Más guapos que otra cosa. El a´rbitro Sergio Lezcano se acordó que llevó tarjetas cuando caía la tarde y se moría el partido. Además adicionó 9 minutos. La visita se lo quería “comer” crudo. Una falta total de personalidad. Lució desconcentrado. En el primer tiempo los muchachos se “desconocieron”. Se empujaron, se manotearon, alguién pisó a alguién,  hasta voló alguna mano boxeadora. Un revuelo bárbaro. Y el árbitro ?…en primer plano mirando todo, testigo preferencial…y ?...Nada no pasó nada. Si echaba a varios en Fontana estaba bien. Lo “prepearon” de lo lindo, entre los locales y visitantes…el juego siguió como si nada. De los tres en cancha el único que estuvo atento y cumplió con su rol fue uno de los asistentes Maximiliano Díaz. La gente de Juventud reclamaba una supuesta posición adelantada en el gol de Girón. Nada que reprochar, la defensa marcó mal y estaban un par “enganchados”. El otro  asistente Fabian Videla arrancó bien pero con el correr del juego se nubló y metió un par de “banderazos” notables. 

Compartir

Comentarios

AS

a llorar que se te calmara enseguida

Responder a este comentario

juan de du graty

es el peor arbitro de la afoch no se como pueden designarlo

Responder a este comentario
Escribir un comentario »