A la hora de salir a cortar los centros del rival, el arquero del DEPRO, Jonathan Rougier, demostró seguridad y personalidad. Destacó el planteo del equipo y remarcó que no hay mucho por festejar. Ya se piensa en Achirense.

"La verdad muy contento trabajamos para esto, Juventud Unida es un rival dificil pero por suerte pudimos lograr la clasificación y ya pensar en nuestro próximo rival. Jugamos un gran partido, supimos aguantar y hasta tuvimos chances de liquidar el pleito. Ellos tuvieron mayor tiempo la pelota, estaban obligados a salir a buscar el resultado, nosotros entiendo que lo planteamos de la mejor manera. El grupo se merece esta alegría. Acá hay chicos que tienen mucha jerarquía que es algo que ayuda y mucho en este tipo de instancias", destacó

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »