DEPORTES  20 de marzo de 2013

LATIGO COGGI: "UNO QUIERE VER BOXEO NO UNA CARNICERÍA"

Juan Martín “Latigo” Coggi, quien nos brindara las mayores emociones del boxeo argentino, hace algunos años atrás, estuvo en los estudios de AM 800 Radio Mocoví, en el programa Platea Deportiva que se emite de 19 a 20 horas todos los días.

COGGI: "HOY UNO QUIERE VER BOXEO NO UNA CARNICERÍA"

Sin pelos en la lengua, sin tapujos y con una sinceridad tremenda y una humildad que lo caracteriza dijo entre otras cosas que “Me pone muy feliz de estar en el interior del Chaco y encontrarme con mucha gente que fue feliz cuando yo boxeaba y más aún cuando logré el titulo. Los otros días en Las Breñas, un chico no vidente, vino me abrazó y no me quería soltar, se emocionó él y nos emocionó a todos, esas son cosas que valen un montón. Soy un agradecido por tanto afecto que uno sigue cosechando en todas partes. A cada paso que das aparece el calor de la gente del interior, es increíble el reconocimiento y lo bien que te hacen sentir”.

SUS COMIENZOS EN EL BOXEO

“Yo empecé a pelear, lo hice por mi y pensaba en mi esposa y mi hijo, el lema era “mátame negro que yo no te iba a dejar que vos me ganes y le saques el plato de comida a mi nene”, después pelee por Brandsen (mi Pueblo) y cuando fui Campéon del Mundo peleaba por mi País y cuando entonaba el Himno Nacional, la parte donde decía “O juremos con gloria a morir”, yo le ponía énfasis porque lo sentía así, dejar todo y morirme en el ring por mi Argentina. Yo no te regalaba nada, al contrario si te podía hacer trampa para sacarte una ventaja lo hacía. Mi padre siempre me dijo, cuando te des cuenta cual es tu manija en el mundo agarrala, es la que te llevará a mantener tu familia en la vida. Yo un día jugando con otro chico me puse un guante y me pegaron un piñazo, casi me sacan la cabeza, me gustó y ahí empezó todo. En aquel tiempo Carlos Monzón sacaba 4 fotos en la revista EL GRAFICO y decía, aprenda boxeo con Carlos Monzón. Yo una semana entrenaba lo que decía Monzon en esas fotos. Otro amigo practicaba Kung Fú y era fanático de Bruce Lee. Así de esa manera era imposible que me ganen, tenía de técnico a Carlos Monzón y de preparador físico a Bruce Lee (risas).  Un día se cruzó la oportunidad de pelear a los 13 años, le gané a un federado que tenía 15 años, le gané pero lo hice por tramposo. Vino a saludarme y le metí un piñón que casi le arranqué la cabeza, claro yo estaba acostumbrado a pelear en la calle. Después me trajeron a otro que me pegó una garroteada tremenda. Entonces mi tío me dijo a vos te van a matar y me presentó a Juan Carlos Sosa, el campeón de los cruceros y él me llevó hacia Santos Zacarías. Creo que boxeador se nace y a la vez uno se va haciendo porque la vida te lleva a pelearla y ser duro en el día a día.

EL MAESTRO SANTOS ZACARÍAS

Cuando a Juan se le preguntó sobre que opinión tiene hoy con respecto a los entrenadores, teniendo en cuenta que varios maestros del rincón fallecieron, casos concretos Paco Bermudez, Amílcar Brusa, Santos Zacarías y otros. Coggi remarcó que “Se nos están muriendo nuestros viejos entrenadores, todos los que estuvieron en el rincón y nos dieron mucho, hoy la Federación Argentina la regentea el hijo de Santos Zacarías, no sabe nada, él jugaba al fútbol y en esto del boxeo acá no te hacen goles acá te pegan piñas, se lo dije a un Padre hace noches atras, usted puede aprender en el rincón lo más que pueda pero la piña se le pegan a tú hija. O sea dásela a un técnico que sepa como es esto, uno tiene que comprender y haber pasado por el boxeo para enseñar, para estar en el rincón y yo veo hoy que cualquiera es entrenador y da indicaciones. Yo sé lo que es tener la mirada perdida cuando te embocan, yo la viví, muchas veces estuve en el cuarto de los sueños como dijo Mohamed Alí. Vos tenes que darte cuenta si el chico puede seguir, si ya te maltrataron para que seguir, vas a buscar una mano, no, sácalo de la lucha y empezá a prepararlo para la próxima. En síntesis faltan muchos de estos grandes maestros, se los extraña, hoy tenemos un montón de gente que se metió en el boxeo sin saber nada y eso debería estar prohibido. Al chico que arranca en el boxeo tenes que enseñarle a saber pararse, girar y a ser firme en el golpe, a esquivar los golpes, algunos piensan que con gritarle desde el rincón lo pueden todo, pero te pegan dos golpes y te hacen perder el GPS. Hoy veo que hay muchos pibes jóvenes metidos en los rincones y la verdad es que no saben nada. Uno quiere ver boxeo no una carnicería es lo que muchos no entienden.

LA HORA DE COLGAR LOS GUANTES

“Hasta hoy me cuesta, no es sencillo como muchos creen, te pongo el ejemplo, yo salí con intenciones y esperanzas de sumar el quinto titulo, me voy a Italia, peleo, pierdo por puntos y suena la última campanada, listo soy un jubilado más. Volví a mi casa y la familia me dice ya está viejo, sentate ahí, no jodas más. Te queres matar y hasta te preguntas, ahora que hago ?. Después terminamos volviendo al cuadrilátero pero que quede claro, eso se da, porque queremos pegar y que nos peguen, los boxeadores que intentamos en su momento el retorno a la actividad, lo hacemos por la gloria no nos interesa la plata, la gente que piensa lo contrario se equivoca. Estuve 30 años en el boxeo, mucho tiempo, es un mundo, toda una vida. Lo grafico como aquella persona que lo meten preso y le dan 30 años en cana, esa persona lo único que hace es ir y venir permanentemente caminando por el mismo lugar, los mismos metros, a la hora de comer y dormir y cuando lo largan, vuelve al barrio y no encuentra a nadie. Se murió la vieja, el hermano, los amigos, la gente que conocía no está. Tiene que caminar una cuadra o dos y no quiere más porque no es su vida, no es su mundo y terminan haciendo macanas para volver a la cárcel”, finalizó.-

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »