Camila Calderón a pesar de su corta edad es algo así como un símbolo de Hércules. Desde chica ligada al deporte color “naranja”, sabe que volver a casa después de su paso por Buenos Aires es algo impagable, algo que no cambia por nada.

"Cami" en dialogo con AM 800 MOCOVI hizo un análisis de su estadía jugando al básquetbol en José Hernández de Buenos Aires y también hizo mención al retorno a su Ciudad. “La verdad es que fué una experiencia muy positiva y provechosa,  allá se vive el básquet de otra manera, más intenso, le dan más importancia y están muy metidos en lo que significa esa movida. Tuve la suerte de jugar unos tres meses y la mala suerte de estar parada debido a las lesiones otro tanto. No fue fácil porque a Hércules se lo extrañaba, yo quería estar acá, imagínate,  me fui dejando el torneo de verano, aunque sabía que algo nuevo me esperaba allá. Por suerte hoy estoy de vuelta y metida de lleno en esta gran familia que es Hércules. Es mi segunda casa, es el lugar en el cual siempre quisiera jugar, no me veo jugando en otro club que no sea éste. Entrenamos a la mañana y a la tarde, la pasamos bien, es una gran familia con un grupo de profesores que nos enseñan muchas cosas todos los días. La mayoría casi no paró en las vacaciones por los entrenamientos, se trabajó y se trabaja con todo, la idea sigue siendo estar bien y preparadas para los juegos que vienen”, destacó.-

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »