La semana no fue una más, fue especial. La Cope por primera vez se mostraba ante su gente en un acontecimiento nacional. Debían salir bien las cosas más allá de lo deportivo. Los fieles colaboradores tuvieron días movidos. En el agrario nada es sencillo, para que el básquet salte a la cancha hay que empujar del carro y hacer mucha fuerza. Todo cuesta el doble.

El jueves y viernes la publicidad callejera era el anticipo ideal para que la Ciudad acompañe a un equipo con jugadores locales. En la secretaría del Club el técnico Miguel Leguizamón se encargó de publicitar el partido con un bafle en la vereda y el anuncio del partido fue y vino una y otra vez. No tuvo siesta ni descanso. No tuvo tiempo ni siquiera para acomodar sus asuntos personales. Valía la pena apostar de lleno por el compromiso que asomaba en el horizonte. Hombres, mujeres y niños se “aliaron” para la distribución de las tareas. La cantina funcionó a pleno, los “chori” y las gaseosas volaron muy rápido. El clima estaba muy húmedo pero eso poco importó. En la tribuna de cemento los colores del agrario fueron uno solo, seguidores de Italiana, Hércules y Española, “hermanados” por la fiebre naranja lo vivieron de manera intensa. Las bombas de Javier Leguizamón desde lejos, las arremetidas de Trassani, el uno contra uno de Mariano Minhot, el alma en cada ataque de Alejandro Rodríguez, la efectividad de Cristian Carabajal, la garra de Beto Maluk. Cada uno en lo suyo cumplió al pie de la letra.  Parrafo aparte para Fito, ferviente trabajador e integrante del cuerpo técnico, la gastó anoche. Debido a la gran humedad, cada vez que los jugadores caían al piso, tenía que entrar a limpiar el parquet. Terminó extenuado. Eso fué motivo para el reconocimiento generalizado de los que viven el básquet a flor de piel. La camiseta transpiró a chorros por tanto esfuerzo y sacrificio. El novel debutante en el Argentino de Clubes con su gente alentando desde la popular, a pesar de haber perdido, dejó el alma en cada jugada, en cada lanzamiento.  La muchachada lo entendió y los premió con el mejor pago que pudiera existir, ÚNICO E INIGUALABLE…UN APLAUSO CERRADO QUE ENROJECIÓ LAS PALMAS.

Compartir

Comentarios

Laura

Gracias Osbaldo por estar, gracias a los medios que nos acompañaron, gracias a todos

Responder a este comentario

DARIO

muy agradecidos osbaldo con lo tuyo una lastima que hoy no estes haciendo television, dios quiera que te vaya mejor aun. gracias por la predisposicion que siempre tnees. abrazo

Responder a este comentario

fana de cope

la sintesis perfecta de lo que vivimos anoche, la cope es una pasionnnn

Responder a este comentario

negro campos

che osvaldito no hay chances de que te llamen al canal de alegre otra vez????, tenes que hacer el deportivo papa, la fiesta de anoche solo vos ibas a poder reflejarla . Bien por los pives d e Cope bien cope bien

Responder a este comentario

el gringo Núñez

Que alegría por todo esto cuanto me alegro por mis grandes amigos y todo la gente de la cope, un abrazo grande a la distancia. A seguir trabajando y como alguna vez me dijo un gran entrenador "el trabajo no asegura el éxito, pero sin trabajo no hay éxito" M.L.

Responder a este comentario
Escribir un comentario »