DEPORTES  19 de mayo de 2015

A CAMBIAR EL CHIP...

Luego de dos derrotas consecutivas, La Unión de Charata, trabaja duro en la semana, pensando en cambiar el chip de cara a una nueva mini gira. La alero rosarina Natalia Rios señaló que uno de los principales objetivos será mejorar el rendimiento colectivo. Del otro lado, Celia Fiorotto (Unión Florida), remarcó el cambio de actitud tras la derrota en Posadas, y destacó lo que el torneo aporta a las jugadoras de la selección.

“Me quedó una sensación medio negativa con el equipo, nos tenemos que hacer cargo de lo que estamos haciendo mal. Hoy (por el juego ante Unión Florida) no tuvimos buena actitud grupal, y me parece raro y vamos a tener que trabajar mucho sobre eso”, sentenció Natalia Rios, una vez finalizado el juego contra Unión Florida. Rios reconoció que el equipo ha tenido rendimientos muy altos y otros no tanto. “Tenemos mucho desequilibrio de un partido a otro. Hicimos un partidazo contra Talleres, y después contra Proyección entramos perdidas, no confiamos en nosotras. Tenemos individualidades que destacan, pero los partidos se ganan cuando aporta el grupo, desde el banco, las extranjeras, las nacionales”, remarcó. Haciendo hincapié en lo caro que han pagado las pérdidas (31 contra la selección U19 y 24 contra Unión Florida), Rios analizó “sufrimos mucho cuando nos defienden intenso. Este (por Unión Florida) es un equipo de chicas de selección, lo mismo nos pasó con la selección U19; nos presionan y entramos en pánico y no tenemos la visión de juego y fluidez que si tenemos en otros partidos”. La alero rosarina expresó “tenemos que trabajar esto en los entrenamientos, y por eso nos están dando una mano los chicos (las categorías U17 y U19 de Española), y sin duda servirá para el desarrollo de  las chicas de acá a unos años, pero ahora nos está costando los juegos”. Respecto a lo que viene, que son juegos como visitante (Obras y Peñarol), y la incorporación de Florencia Palacios, la jugadora de La Unión manifestó “tenemos dos viajes largos, que son desgastantes, y además se suma el refuerzo que la verdad es un rol muy necesario en el quinteto titular y va a dar recambio para algunas jugadoras, como Monica (Nascimento) que es el único pivot natural que tenemos, y también sumará calidad de juego porque es una jugadora de calidad, la estamos esperando porque va a sumar mucho”.

Encontrar el equipo para las definiciones

Por el lado de la visita, una de las jugadoras que más se destacó en la victoria de Unión Florida, Celia Fiorotto (17 puntos, 4 rebotes), habló sobre la doble jornada en el norte argentino. “Cuando perdimos con Tokio, sabíamos lo que teníamos que hacer para ganar, y que hacer para perder, evidentemente hicimos todo para perder. Acá intentamos revertir lo que hicimos mal, y empezar a correr un poco más que lo estábamos haciendo muy bien”, destacó. Al ser consultada por la experiencia, señaló “primero, en principal el público que vino me gustó mucho (cerca de 300 personas en la cancha de Española), y segundo el equipo, vimos buenas jugadoras. Hoy con la posibilidad de ver los juegos antes una ya las puede conocer, pero igualmente no te dejan de sorprender”. En relación al futuro del torneo, Fiorotto señaló que “quién salga primero en la fase regular no cambia mucho, porque después están los cuadrangulares, y clasificamos todos, pero este tiempo tiene que servir para formar el equipo y prepararnos para las finales”. Respecto al impacto de la Super Liga, para las jugadoras de la selección, como es su caso, la ala pivot de 23 años, expresó “a nosotras este torneo nos viene super bien, porque al traer extranjeras nos ayuda a subir el nivel. No lo es mismo enfrentar a una pivot como Nascimento, que otra chica que es igual que yo, me ayuda a mejorar en mi defensa, y a la selección U19 les viene muy bien para el  Mundial que van a jugar”.

El aguante

Una de las cosas que más han destacado los equipos visitantes que ya jugaron en Charata (Peñarol, Obras y Unión Florida), y también las foráneas de La Unión es la cantidad de público que se ven en los juegos (no ha bajado de 100 espectadores, incluso compitiendo con el Torneo Federal Masculino, con el que ha coincidido en una fecha). El básquet femenino ha crecido mucho en la zona, y la posibilidad de ver buen nivel que ya se dio con el Torneo Federal y el grupo formado contagió a la región (sudoeste chaqueño) fuertemente ligada a este deporte. Así lo demuestran también las banderas, como la que trajo el grupo de mami básquet de Las Breñas “Las Batarazas”, (ciudad a 20 kilómetros de Charata) que no se pierde un partido de la Super Liga, y el impacto que genera en las categorías formativas, al ver a jugadoras como las extranjeras o Natalia Rios, quien recibe una ovación cada vez que se realiza su presentación. También se reflejo con la llegada Melissa Gretter, con Unión Florida. La base de la selección Argentina, no podía retirarse al vestuario ante la gran cantidad de requerimiento de fotos, de los más pequeños (tanto varones como niñas). El básquet femenino mantiene su pelea por saltar del amateurismo en el interior del país, y los torneos profesionales han marcado un verdadero quiebre. 

FUENTE: MARIANA ALEGRE (PRENSA LA UNION)

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »