Nada nuevo bajo el sol. La locura por el fútbol en Charata trae consigo ubicaciones en lugares insolitos para mirar los partidos. Ayer no fue la excepción.

PLATEA PREFERENCIAL EN EL COLISEO

 

Se sabe de la pasión del fútbol que traspasa las barreras más allá de lo imaginable. Se sabe de lo que despierta un clásico entre Juventud Unida - Libertad, de lo más convocante de toda la vida en Charata. Se respira un aire distinto a otros. Cualquier lugar sirve para no perderse la fiesta, ya sea con abslouta comodidad o no tanto, como pasó ayer. Los muchachos se colgaron del arbol del vecino para hacer "vista" y tener el panorama ideal como para no perderse detalle alguno. Fueron 90 minutos de hacer equilibrio y de sangre "caliente", de gritar los goles de Morinigo y de sufrir con Libertad que en los últimos minutos a puro centro hasta pudo empatarlo. El silbatazo final desató la alegría del pueblo de Juventud Unida. No hubo demasiado tiempo ara el festejo, llegaba la noche y había que bajar rapido y darle descanso a la madre naturaleza que complementó una tarde de domingo con el colorido habitual que solo el ROJO y el AZULGRANA pueden ofrecer.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »