Todavía dura el estupor en los presentes, del partido del domingo último, entre Comercio y Unión de Santiago del Estero, por la octava fecha de la Zona 8 del Federal B de Fútbol. El protagonista fué el técnico de Unión Pablo Martel que agredió al jugador Fabio Benedett.

 

Pablo Martel, el técnico agresor, se la pasó insultando y amenazando a todo el mundo, no se salvaron ni el arbitro, ni los líneas, como así tampoco los camilleros, jugadores y cuerpo técnico de Comercio, espectadores, policías y quien se le cruzara en la mirada. Según el comentario generalizado, Martel estaba como “sacado”. Ademas se encargo de amenazar constantemente diciendo : “ya van a ir a Santiago, y van a ver lo que les espera, allá los vamos a hacer cagar a todos”. Manzanares el DT de Comercio comento “lo que mas me dolió fue la patada, Benedett es un chico de 17 años, con un futuro enorme por delante y tiene que soportar esta violencia por parte de un técnico, es algo inaudito” siguió diciendo “otra actitud que duele, es que los fui a esperar a la ruta para que ingresen al pueblo, los llevamos al hotel, les mostré el estadio, lo invite a la casa donde vivo que esta dentro del club, y hasta le facilite el teléfono de la casa para que se comunique con sus dirigentes, y cuando voy a decirle Pablo que hiciste, como le vas a pegar así, estas loco, empezó a amenazarme diciéndome todo lo que uno pueda imaginarse, muy lamentable lo que nos tocó vivir”, resaltó. El fútbol Argentino esta retorciéndose (también Benedett) por tanta violencia, es tiempo de decir basta, personajes nefastos como Martel le hacen daño al fútbol y a las Instituciones que hacen deporte.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »