Horacio "Pimpi" Orzán hizo un balance de lo que fué su paso por Tigre en la primera división del fútbol de AFA. Reconoció que el "matador" de Victoria le dió la chance de jugar más minutos en cancha. Agradeció por la confianza al técnico Gustavo Alfaro.

 

Con 27 años a cuestas, Horacio Orzán disfruta por estos días del afecto que lo carga de pilas de manera notable, el afecto de su familia. Es el tiempo de unas cortas pero merecidas vacaciones y "Pimpi" como siempre ocurre elige sus pagos para pasarla de lo mejor, Santa Sylvina. "Puedo decir que en lo personal cierro un año excelente. La chance de ir a prestamo a Tigre fué acertada y por suerte las cosas me salieron bien. Logré no solo tener más minutos en cancha sino jugar como titular el 80 % de los partidos. En Newells estaba dificil la mano, veía que no iba a tener continuidad y la verdad es que yo estaba desesperado por jugar. Tomé la determinación y se la comuniqué a mi representante. Muy contento esto es algo que me conviene a mi, a Tigre y a Newells que es el dueño del pase. Depende de mi seguir adelante con mi nivel para que el futuro siga otorgando lo mejor. Por estas horas aprovecho las vacaciones que tengo y ya pronto a empezar con muchas expectativas el nuevo año. Agradecido a Gustavo Alfaro que me convocó para jugar en Tigre. Solo espero seguir devolviendo con buenas actuaciones el gesto que tuvo conmigo. Además muy contento por lo que les pasa a los otros chicos que son del Chaco, caso Aldo Visconti que hizo muchos goles, el Negro Cristian Nuñez en San Luis y que ahora volvioó a Corrientes, Walter Montoya en Central, Tony Medina en Gimnasia, Enzo Gutierrez en Palestino de Chile, que lindo que les vaya bien", destacó.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »