El santacruceño Adrian Verón se vengó de quien le había sacado el invicto, el Chaqueño Cristian Romero. Anoche, en Quilmes, lo superó en fallo unánime. De esta manera le quitó la faja latino plata CMB welter. Aconteció anoche en el Club Social y Deportivo El Porvenir, de Quilmes, Provincia de Buenos Aires.

En una esperada revancha, el campeón latino plata welter CMB, el santacruceño Adrián “Chucky” Verón (16-1, 10 ko´s / 66,650 kilogramos), se impuso por puntos y en fallo unánime tras diez rounds sobre el campeón latino welter OMB, el chaqueño de Villa Angela, Cristian “Chuña” Romero (16-8-1, 8 ko´s / 66,400) y le quitó la faja latino plata CMB welter, el sábado por la noche en el Club Social y Deportivo El Porvenir, de Quilmes, provincia de Buenos Aires. Cabe recordar que el pasado 29 de agosto, el chaqueño lo había despojado del mismo cinto al noquearlo en el tercer round en Moreno, Buenos Aires. Dominando de campana a campana, Verón apeló a su velocidad de desplazamientos y la precisión de sus envíos al rostro rival. Entrando y saliendo los primeros seis rounds, el santacruceño anticipó cada cruce con su jab diestro en punta seguido de sus izquierdas cruzadas y ascendentes al mentón, que acusaron recibo en el chaqueño. Con el correr de los capítulos, las distancias eran cada vez mayores. Solo en el sexto y parte del séptimo, “Chuña” aprovechó la merma del patagónico y de tanto avanzar acertó sus boleados al rostro y sien. Pero en el octavo “Chucky” retomó su notoria diferencia. Seguro, castigó con sus ráfagas, aunque prendiéndose en intercambios en la corta distancia. Pero tal era su mayor efectividad que en el noveno combinó sus izquierdas y derechas en gancho al cuerpo y ascendentes al mentón, que ocasionaron que el árbitro Hernán Guajardo le realizara una cuenta de pie al chaqueño. Tras ello, descargó otra potente izquierda cruzada a la mandíbula de un conmovido oponente, que recibió otra cuenta. Y si bien en el décimo continuó su marcado dominio, no logró liquidar a un tozudo chaqueño, que jamás fue noqueado, pero fue más que suficiente para llevarse la tan amplia como merecida victoria y sacarse una dura espina de adentro. Las tarjetas de los jueces expresaron la diferencia exhibida, al decretar: Juan Carlos Palmieri 98-91, Héctor Miguel 98-90, y Hugo Vainesman 98-90. FUENTE: A LA VERA DEL RING

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »