Inseparable compinche del crack azulgrana desde los seis años, cuando sus caminos se cruzaron en la escuela de fútbol infantil Malvinas Argentinas. Juan Cruz Leguizamón es el golero de ADIUR, el rival de Juventud Unida.

 

“Hace como un par de años que compartimos un grupo de whatsapp con Leo y los amigos de la escuelita de Newell's. Seguimos teniendo mucho contacto con él. Es estupendo. Todos le tomamos como un integrante más del grupo, no como Messi la súper estrella. Para nosotros sigue siendo Leo, el amigo de toda la vida. Y lo disfrutamos un montón. La pelota, como no podía ser de otra forma, fue el nexo que los convirtió en íntimos toda vez que Newell’s los pescó de renacuajos, “teníamos seis añitos cuando coincidimos en Malvinas”, para integrar una escuadra que, durante el lustro largo que pasaron juntos, escribiría su nombre con letras de oro en la historia del balompié rosarino gracias a la destreza goleadora del aspirante a ser proclamado número uno del planeta fútbol por quinta vez en su carrera. “Nos llamaron 'La Máquina del 87' porque donde íbamos, destrozábamos a cada rival que se nos ponía delante. Ya fuera acá en Rosario, en el interior, a River, Boca… Daba igual. Ganábamos cada torneo que disputábamos. Perdimos muy pocos partidos, contados con los dedos de una mano. Éramos un grupo realmente prolijo, y luego teníamos a Leo, que agarraba la pelota, se pasaba a cuatro o cinco y hacía los goles. El resto estábamos siempre tranquilos sabiendo que él resolvía todo", finalizó. FUENTE: EL CONFIDENCIAL. FOTOS. EL CONFIDENCIAL - FUTBOL CON ESTILO






 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »