El boxeador Charatense, Enzo Luciano Orellana (79 kilos), tuvo una experiencia maravillosa al presentarse días atrás en México. El púgil se subió al cuadrilátero y obtuvo la victoria en la tierra Azteca frente a Ramón Torres de Sochimilco. Hizo un balance de lo vivido y apuntó al futuro, sabe que el tiempo pasa y que tendrá que aprovechar al máximo lo que viene.

 

“No hice mucho ruido cuando me fui porque quería estar seguro de lo que sería mi estadía allá, por suerte las cosas anduvieron bien y hoy puedo decir que el balance es positivo y con la posibilidad concreta de que se sigan abriendo puertas. Todo surgió a través de contactos que hice vía social (Facebook), tuve una excelente respuesta y aproveché la situación. No fue fácil porque la parte económica es la que manda, igual en esto hubo mucha gente que dio una gran mano, de lo contrario se hubiera complicado. Después de la experiencia vivida en México me doy cuenta que estamos lejos de todo. Viaje largo, lejos de los afectos, todo es largo más aún cuando es la primera vez. Jamás me olvidaré de lo que viví allá. Sorprendido y emocionado y con muchas ganas de seguir en el boxeo y por qué no de intentar un regreso representando a la Argentina, mi País, todo un orgullo. Tuve la posibilidad de combatir una sola vez, gané por puntos, muy conforme con lo realizado, se aprende mucho, es algo que no se olvidará fácilmente. Tener en el rincón a un grande como Nacho Beristáin fue muy emocionante, es una persona que sabe mucho y a nivel mundial muy reconocido. Yo no puedo radicarme en México, se me complica, además acá en Charata tengo a toda mi familia y los años me apuran. Este momento pasa volando y hay que aprovechar lo que queda. Quiero retirarme campeón y para ello estoy decidido a prepararme con todo. Me demostré a mí mismo que si me esfuerzo lo puedo lograr pero saliendo afuera, esa es la realidad, en mi Provincia esta duro el tema y a nivel País la historia es difícil. Sé que me llevará un tiempito pero lo lograre. Lo bueno es que hay gente que me acompaña para esto y eso es impagable. No me puedo olvidar del trabajo que hizo conmigo Simón Cuberas en su gimnasio. Es una gran persona que conocí. Todo lo que aprendí de él me sirvió y mucho para ir a pelear en Mexico”, destacó. Enzo Luciano Orellana agradece al Centro de Camioneros del Chaco, Instituto del deporte del Chaco, Jorge Bade, Diego Abud, y a los distintos sponsors que siempre acompañan sus presentaciones. 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »