Cerrando un fin de semana de manera espectacular, Lucas Bohdanowicz se adueñó de la victoria, la primera, en la clase Junior Max, luego de una carrera electrizante de principio a fin. El trazado de Zarate lo vio ganador una vez más.

 

Las competencias por el 2° evento de la temporada de RMC Buenos Aires, convocaron al volante chaqueño al trazado de Zárate. Allí, Lucas comenzó concretando buenos parciales en las prácticas, pero en la sesión clasificatoria, ocupó el séptimo puesto, desde donde partió en las mangas. En las primeras de estas instancias, disputadas el día sábado, se quedó con el tercer lugar en la primera, y el quinto en la segunda. Ya en el domingo, la última de las baterías lo dejó ubicado en la cuarta colocación en la llegada. “Arrancamos bien en las pruebas, pero en la clasificación, cuando pusimos las gomas que habíamos usado en la primera fecha, al chasis le costó mucho. No agarró ritmo y clasificamos séptimos. En la primera manga quedamos terceros. No largué muy bien pero cuando se chocaron en la “Pico de pato” pude aprovechar y pasar. En la segunda manga largué séptimo, hice una buena largada y quedé quinto. En la última largamos séptimos y quedé cuarto. Me pude acercar un poco a los punteros pero después se empezó a notar mucho el desgaste de las gomas”, decía Bohdanowicz con respecto a lo que había podido desarrollar en las instancias previas. La grilla de la competencia final lo encontró ubicado en la cuarta colocación. Partiendo desde el lado externo, ejecutó una increíble largada, la que lo dejó depositado al mando de la carrera. A partir de allí, nada fue sencillo en esta etapa, y la paridad de los participantes dio lugar a sucesivos intercambios de posiciones, donde nadie pudo escapar al debate. En el promedio de la competencia, el piloto de General Pinedo, intervino en la disputa por la cuarta colocación, la que parecía que le iba a corresponder en la llegada. Sin embargo, la activa lucha por los escalones del podio, le permitió arrimarse a la definición de los sitios de privilegio y en un final de alto voltaje, el karting N° 161 fue el primero en ingresar a la recta zarateña y en cruzar la línea de sentencia, poniendo punto final a una competencia espectacular de principio a fin. “Fue una carrera muy peleada. No estábamos en las mejores condiciones en esta carrera, porque las gomas que habíamos usado en Buenos Aires, estaban muy gastadas. Pudimos meternos primeros en la largada, pero no lo pudimos mantener. En la definición entre Otto (Fritzler) y (Francesco) Grimaldi en la tranquera, se les complicó a los dos. Grimaldi se abrió, Otto fue por afuera y cuando se cerró, yo ya estaba adentro. Nos apoyamos y ahí lo pude pasar y quedar primero. Al principio del año, no nos imaginábamos esto, por ser un cambio tan grande de la Micro a la Junior, pero ya nos acercamos mucho en el campeonato y estoy muy contento”. Luego agregó: “Quiero agradecer a mi mamá, a mi papá, a mi abuela Mari, a mi tía Nenina, a mi abuelo Carlos que me cuida desde el cielo, a mis amigos que me acompañan siempre, al equipo RCK Kosmic, al Colo, y a mis sponsors PetroArg, y RB Estaciones de Servicio”.

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »