A pesar de tantas contras en su vida fútbolistica luego de una lesión, Pablo Coronel siempre se juró volver. Trabajó en silencio y apostó por el retorno con gloria. Eso se concretó con el titulo y ascenso de Huracán de Las Breñas al FEDERAL "B".

 

La lesión en la rodilla parecía ganarle la pulseada al "gran capitán". Muchos le decían que no había forma de cambiar el rumbo de la historia que tenía que empezar a olvidar el buen trato con la redonda. Nunca bajó los brazos y contra todos los pronosticos empezó el proceso de volver a sonreir con la casaca del Globo. No fue sencillo, no fue un tramite comun y corriente, hubo que transpirar más de la cuenta. Lo hizo en silencio convencido de la fuerza interior que identifica a un verdadero gladiador. Entrenó solo, alejado del bullicio de los fines de semana en los cuales la pasión popular contagia a muchos. Sintió bronca por no poder estar ahí pero no aflojó y siguió intentando. Más de tres años peleando a sol y sombra. En ese lapso de la lesión y la recuperación se recibió con mucho amor propio de Profesor de Educación Física. El apoyo fiel de la familia lo potenció y cuando el amanecer trajo consigo un nuevo día, volvió a jugar a la pelota, volvió a ser feliz, volvió a su viejo amor. DIOS, la vida y el fútbol le tenían preparado la gran revancha. Titulo y ASCENSO. Hoy es felicidad pura, de pie señores, de pie...EL GRAN CAPITAN está de vuelta y la número "5" tiene dueño absoluto.

 

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »