Con resultados a cuestas y una tarea loable por destacar, Javier Lyzun es la grata revelación del rural bike, un deporte que crece muy rápido no solo en la región, sino en el Chaco y más allá.

LA DOCENCIA Y EL CICLISMO DE LA MANO

 

Javier Lyzun se transformó, a raíz de sus excelentes actuaciones, en una de las gratas apariciones del rural bike. Resistencia y Corrientes lo vieron brillar. De profesión docente. Para él es normal en más de una oportunidad ir a trabajar varios kilometros en bicicleta, una de varias pasiones, porque viene del taekwon do y juega al fútbol. Una historia muy particular de quien lleva el deporte en la sangre. En dialogo con AM 800 MOCOVÍ dijo que "A mediados de enero empezamos a pedalear con un grupo de amigos, me gustó el ritmo y el clima que se vive. Probamos a nivel local, anduvimos bien, hicimos podio. Más tarde llegó una invitación para ir a Resistencia y ahí fui y me traje un segundo lugar, algo que me motivó para seguir arriba de la bici. No es facil ser ciclista, si tenes aspiraciones de estar bien arriba, tenes que sacrificarte, cuesta mucho y la tenes que pelear cada vez más en el día a día. Los resultados fueron apareciendo y estoy contento, con mucha ansiedad de seguir ligado a esto. Trabajo en Pampa Cejas, a 40 kilometros de Charata y tambien en la zona rural de Las Tolderías, a veces voy en bici, doy clases y vuelvo. Si me queda un tiempito y no oscurece rapido, me cambio y a entrenar, o sea a seguir con esto que es una pasión", finalizó.-

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »