Tiempo de otro tiempo, las cosas no era tan simples como muchos creen. El inicio de esta historia arrancó allá por 1927. La primera Asamblea constitutiva marcó el camino. Todo se forjó desde ahí. Don Victor Arrudi fue el hombre que empezó el recorrido. Meses más tarde tuvieron que cambiar el nombre. Ahí surge Asociación Española de Socorros mutuos. En la actualidad está al frente de la Institución Mabel Melchor.

 

Aunque muchos lo conocían como Prado Español. Los espectáculos bailables y las kermeses se robaban la atención reuniendo a una multitud. En aquel tiempo la parte deportiva tenía como caballitos de batalla al basquetbol y el frontón. El predio ubicado a la vera de la antigua ruta a General Pinedo de a poco empezaba a quedar en la historia. En el horizonte aparecía un nuevo rumbo, un nuevo lugar, un nuevo destino. 25 de Mayo y Laprida, más cerca del centro de una reluciente Charata que crecía con trancos largos y firmes de cara al futuro. El estadio Coco Arrudi marca presencia. El mismo tiene capacidad para unas 2.000 personas y fué testigo preferencial de grandes proezas de nuestro básquetbol en los tiempos modernos. Uno de ellos el ascenso al TNA hace tiempo atrás. Claro que para eso no fue sencilla la misión y en más de una oportunidad hubo que morder el polvo. Si bien son tiempos en los cuales de a ratos se escucha el sonar de una pelota rebotando en el parquet y chasquido inconfundible castigando las redes, el GLORIOSO PRADO ESPAÑOLA está vivo, calmo, paciente, esperando por pegar el salto y volver a ser la gran noticia un día de estos. Su gente lo reclama de esa manera, la historia lo exige y aquellos que está al frente de la Institución lo saben.

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »