Alianza de Campo Largo enseña el camino en la punta de la zona Litoral Norte A. Llegaron como invitados y en la actualidad todos hacen referencia al “Tricolor” que sin dudas es la sensación por donde se lo mire. Sus jugadores no viven del fútbol, son albañiles, ladrilleros, tractoristas. Una historia para coleccionar.

 

Podrá tropezar, caer y levantarse, la vida misma es así, lo que nadie podrá es apuntarle con el dedo y recriminarle que NO LO INTENTÓ. El grupo humilde y laborioso que logró conformar Francisco Leiva viene así desde la cuna. Bajo la supervisión de un Presidente joven como Gastón Seu y un grupo de trabajadores que pusieron al Club de pie hoy sobresalen al resto. Un cúmulo de jugadores que se conoce a la perfección y que desde hace tiempo venían buscando esta posibilidad, mostrarse a nivel Nacional y cumplir el sueño del pibe. Tenían ganas y morían por la redonda en un evento de otro “tipo”. En ellos se refleja la historia de aquellos que se formaron en el interior del interior de una Provincia que anda intentando recuperar terreno perdido y demostrar que Chaco SI Puede.  Ellos se rompen el lomo laburando a diario para llevar un “mango” a la casa. No viven del fútbol. Tienen las manos ajadas y curtidas de tanto trajinar en la vida transpirando la camiseta. No se quejan, van al frente, aprendieron que para salir a flote hay que arremangarse y laburar. Los ejemplos están a la orden del día, Manuel Díaz, el emblema, un verdadero estandarte del “Tricolor” es ladrillero y sabe que si las cosas no andan el asunto se complicará. Miguel “Bocha” Caro es operario de la empresa de Energía Provincial (Secheep), no solo descuelga balones en las alturas cada fin de semana, también anda colgado en los cables de la región arreglando problemas de luz. Walter Pereyra, oriundo de San Bernardo, es transportista. “Seki” Sotelo es profesor en una escuelita de fútbol. El interminable Miguel González es el que atiende un shop en la Localidad. El talentoso Manuel Sáenz en horas de la mañana está al frente de un negocio de telefonía celular y por la tarde se sube a un tractor en la zona de Pampa Alegría porque hay que trabajar la tierra el mejor legado de cara al futuro. Eso sí a las 18 horas agarra el auto, pasa a buscar a algunos compañeros y hace varios kilómetros para ir a entrenar a Campo Largo. El delantero Norberto Jara es albañil en La Montenegrina un pequeño poblado en la zona rural de unos 500 habitantes. Es normal para el “correcaminos” hacer a diario unos 30 a 35 kilómetros para llegar a las prácticas. Tiene 39 años recién cumplidos y en la cancha parecería tener unos 20. Un ejemplo para cualquier joven que hoy con 16 o 18 años salta a primera y al ratito los calambres lo doblegan. Rodrigo Gómez es repartidor de gaseosas, se levanta bien temprano porque su tarea no es sencilla y la región espera por los pedidos que se acumulan día a día. Rodrigo Ferreyra es quien atiende uno de los sectores de las boleterías en la terminal de ómnibus. Adán Reinoso es otro de los que pala y cuchara en mano tiene en la albañilería el sustento diario. Algunos de tantos ejemplos. Hoy todos hablan de uno de los punteros del Federal B en la región Litoral Norte A, un casi desconocido Alianza de Campo Largo, la sensación en 5 fechas disputadas, ellos siguen con la rutina misma, no se les cae un pelo de tanta humildad que tienen y porque saben que esta historia que escriben a diario tiene trazos de seriedad y responsabilidad, palabras claves en la vida. No hay otras. No las habrá.

(Osbaldo Martin)

AM 800 RADIO MOCOVI (Charata)

El Deportivo Producciones

www.radiocharata.com.ar 

Fotos: Raul Palomino

 

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »