La tormenta de la noche y madrugada hizo estragos en la región. Lo sufrieron varios. En Charata al salón de Club Hercules se le voló el techo y en General Pinedo a Atalaya el fuerte viento propinó la caída de unos 80 metros de muro.

 

No fue una noche y madrugada sencilla en la región. Luego de las altas temperaturas (casi 50 grados de térmica ayer) llegó la tormenta con vientos muy fuertes y la lluvia que complicó el panorama. En el sector del salón de usos múltiples Hercules de Charata sufrió la caida de una pared y la voladura del techo. Chapas que fueron a parar no se sabe donde. Por suerte el sector nuevo que incluye la colocación del piso deportivo no sufrió los embates de la madre naturaleza. Estuvo acompañando y supervisando el panorama la Intendente Maria Luisa Chomiak. Mientras tanto en la vecina Localidad el Club Atalaya es el que se llevó la peor parte. Los vientos le derribaron unos 80 metros del muro de la cancha. En las últimas horas el Presidente Oscar Mantellatto se mostró muy dolido por esta situación y está a la espera de que alguién a nivel local o Provincial pueda dar una mano porque, para colmo de males, el pronostico no es para nada alentador de cara a las próximas horas.

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »