Ahí anda el “changuerío” con la cabeza en alto disfrutando de esa naranja que es pura pasión desde la cuna. Llegan temprano a la cancha acompañados de sus Padres. Llevan consigo la mejor ropa, esa que los identifica, la que les da sentido de pertenencia. No ven las horas de empezar a jugar. El entretiempo es el objetivo y cuando la chicharra suena se desatan dándole rienda suelta a la alegría.

 

Es la fiesta de ellos, solo por algunos minutos, eso es lo que menos importa. Ahí están son el punto principal, lo sienten así, en la cartelera del Provincial. Una sana e interesante costumbre. Los pibes agradecidos porque el deporte les permite tener movimiento. En esta oportunidad el basquetbol los reúne por un ratito y los hace protagonistas a ellos en un torneo Provincial. Aconteció en el entretiempo de Asociacón Italiana y Cultural de Santa Sylvina. Los locales se metieron a la cancha y jugaron un "partidito". Forma parte de lo que sigue pregonando la Federación Chaqueña con el Ingeniero Marcelo Golob a la cabeza. Hay que darles bolilla y prestarles atención a los chicos que vienen de abajo, al fin y al cabo, es la generación que enseña el camino a recorrer. Lindos momentos se vivieron en el estadio "Antonio Golob". Los Padres super agradecidos y los pibes prometieron tener una noche de estas la tan ansiada revancha. 

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »