Fabricio Benitez es el coordinador general de las categorías menores de Asociación Española de Charata. Junto a Leo Alvarez y Chelo Laurenza espera que el proyecto no se corte y que el año próximo sigan al frente de la Institución. Se termina una temporada brillante.

 

"Contentos por la tarea realizada a lo largo de la temporada. Las cosas nos salieron de la mejor manera y esto entusiasma a estar con muchas ganas y a estar preparados pensando el año próximo. Trabajamos en silencio, esa es la clave, apenas empezamos este proceso junto a los profesores Chelo Laurenza y Leo Alvarez sabíamos a que se apuntaba y por suerte lo pudimos concretar. Para muchos era raro que de movida en la categoría U13 se trabajaba con un preparador físico, algo que nos sirvió a todos en la temporada. En la categoría que logró el título de la Asociación los chicos demostraron tener actitud a lo largo del año. Si bien hay 4 jugadores que son los que marcan diferencias y están en un nivel alto, los otros juegan un papel fundamental, todos tiran para adelante y se potencian entre ellos. Fuimos a un torneo en Misiones a ver como estábamos parados, fuimos a enfrentar rivales con mucho porte y muy fuertes. Resulta que terminamos siendo fuertes nosotros y ganando ese torneo. Una experiencia inolvidable. Ahí se notó la parte física, el trabajo de piernas, la velocidad, la reacción. Son pibes que están trabajados lo justo y necesario. No más solo eso. Siempre digo que Española es místico, es mi segundo hogar, y  ojala estos pibes nos den la satisfacción de llegar a primera y volver a jugar algo a nivel Nacional en un futuro no muy lejano. En este presente muy bueno para todos no quiero olvidarme de los Padres que son bastiones principales de todo esto, muy agradecido a ellos, ojalá que sigan así y ojalá que nosotros sigamos los tres trabajando en pos del futuro del Club. Insisto somos tres los que tomamos determinaciones porque se trabaja en equipo. Quiero contar con el mismo cuerpo técnico y que el proyecto no se corte, la idea es seguir plasmándolo día a día  Estos pibes puedan llegar alto, hay que cuidarlos, hay que mimarlos, no nos olvidemos que son niños y a veces tienen diferentes actitudes, hay que encaminarlos y enseñarles lo bueno de la vida y que es lo malo. Es allí donde salen las buenas personas. Y ojalá que cuando sean grandes se acuerden de los profesores , principalmente, de las cosas buenas que les enseñaron. En el final hacer mención al queridismo Luis Pikaluk, un grande, pura garra, siempre estará en mi corazón", finalizó.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »