Claudio escribió con trazos dorados su propia historia en Española y Charata. Hoy su hijo Andres recorre con una pelota en sus manos el camino que le enseñaron desde la cuna. Mamá es orgullo puro y latidos con aroma a "naranja" en el ambiente de Prado.

 

De repente una noche de básquetbol vimos emocionarse hasta las lagrimas a Claudio Sollberg parte importante en aquel Española de años atrás logrando el ascenso al TNA. Un jugador con mucha historia sobre el lomo e identificado hasta la medula con los colores de PRADO ESPAÑOL. Hoy en su función de Padre y colaborador de un grupo de pibes que en silencio logró meterse en las finales del provincial U15. Lo que PAPA CLAUDIO sembró, hoy uno de sus hijos Andres empieza a cosechar. Esto es lo lindo del deporte, el legado continua y la verdad...hay Sollberg para rato. 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »