Cesar Tossone el destacado del partido que Libertad le ganó a Juventud Unida. Un jugador distinto a todos, siempre juega igual. Rendidor y ganador, las claves de este buen tipo a la hora del análisis.

EL CAUDILLO DE LA "CUEVA" AZULGRANA

 

El alma en la cancha, esa es la realidad, no descubrimos nada nuevo, solo que a traves del paso del tiempo nos sigue sorprendiendo. Nos sacamos el sombrero, arrodillados para venerar al caudillo de la "cueva" azulgrana, Cesar Tossone. Fue impasable por arriba y por abajo en el clásico que su equipo le ganó a Juventud Unida en el inicio del TDI. Un verdadero caballero en el terreno de batalla entre dos equipos que le pusieron el corazón a la situación. En el primer tiempo tuvo una chance de anotar pero el cabzazo no llegó a destino. Cuando Juventud Unida iba a la carga Barracas, el marcador central de Libertad se transformó en una muralla. En determinado momento del juego, los muchachos se "desconocieron" y él fue a separar, alguien en el amontonamiento lo manoteó feo en el rostro, ni en esa reaccionó, se la bancó y arengó a seguir jugando. Cuando el juego se terminaba Matías Flores demoró en rechazar una pelota, sin necesidad de hacerlo, el juego estaba 3 a 1, un jugador rival fue fuerte y la pelota al lateral para el azulgrana. Matías siguió haciendo tiempo y se empujó con Nino Schoning, más allá de ser esta una cuestión pacifica sin llegar a otro nivel, Tossone llegó rapido, entendió la situación y sacó del lugar a su compañero, diciendole con la mirada, jugá que falta mucho. Por lejos el destacado del clásico, un baluarte de una defensa que al principio no lograba hacer pie, un "gladiador" de mil batallas, definitivamente, la tarde en la cual CESAR TOSSONNE sacó chapa de grande en un partido bravo.-

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »