7 de diciembre de 2019

GIGANTE CHIQUITO

La actuación de David Veliz frente a Atenas de Córdoba sorprendió a propios y extraños. Memorable tarea de un jovencito que aprovecha al máximo cada situación que se le presenta. Hambre de triunfo es lo que le sobra y siempre quiere más.

 

No se sorprendan. Siempre jugó así hasta cuando jugó mal. La buena gente con un corazón noble siempre obtiene buena cosecha. David Veliz enorme “Changuito”. Masticó bronca cuando en el Club dijeron NO JUGAREMOS EL FEDERAL. A pesar de varias ofertas para llevárselo lejos de sus afectos siguió creyendo en el cuerpo técnico, sus compañeros y los colores del alma. No se sorprendan. Este pibe que perdió a su mama años atrás hoy es un agradecido a su familia que supo levantarse y apuntarle al futuro. No se sorprendan. Italiana es su casa y como tal la defiende ese territorio como debe ser. Este pibe dice buenos días, buenas noches, muchas gracias y, si hace falta, disculpen me equivoqué. Es un abanderado total de la buena educación inculcada desde sus raíces. No se sorprendan. Este pibe hasta hace poco en los entretiempos caminaba el estadio vendiendo choripanes porque había que aportar algo para el Club. No se sorprendan, ni el triunfo ni su magnífica actuación lo harán gozar al rival y menos relajarse y creer que todo está barbaro. No se sorprendan, seguirá asi, perfil bajo, trabajando duro e intentando ser alguien mañana. Eso en tiempos que corren, creanme, vale más que TODO EL ORO DEL MUNDO. 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »